BIENVENIDA

!! QUE DIOS LE BENDIGA EN ESTE DIA....¡¡

Agradezco a Dios por permitirme poder llegar a cada uno de mis hermanos en Cristo y aún más alla donde no se conoce del amor de Dios, para poder compartir el sentir de mi corazón de llevar Su Palabra hasta los confines de la tierra, que pueda llegar a travès de este medio.
Estoy recopilando información de lo más importante y necesario para nosotros los jóvenes que nos permitirá poder crecer espiritualmente, que es el àrea donde màs estamos influenciados por este mundo que ya se acaba y por lo tanto tenemos que prepararnos y preocuparnos por el futuro, hacia dònde iremos a pasar la eternidad; y si hay una promesa tan grande de parte de Nuestro Señor Jesucristo que iba a preparar un lugar para nosotros en la casa del Padre, allì deseo estar yo con todos mis hermanos en la fé y m is seres queridos.
Pongamos de nuestra parte y oremos por la conversión de muchas almas;las que se apartaron y las que no conocen todavía al Señor. La mies es mucha, los obreros pocos y algún día rendiremos cuentas por ello.

Todos los creditos,la gloria y la honra son del Rey de Reyes y Señor de Señores, JESUS DE NAZARETH.


BRYAN.
































































domingo, 21 de agosto de 2011

ORAD SIN CESAR








La Base sólida que mantiene al cristiano

1 Tesalonicenses 5: 17

“Orad sin cesar”

Este versículo es corto, pero encierra una verdad tremenda que todos necesitamos saber y practicar, puesto que la base sólida que mantiene al cristiano es la oración.

Seguramente has escuchado o leído mucho acerca de la oración, pero no has practicado lo que ella significa. Orar es simplemente hablar con Dios, es platicar con tu creador, es contarle como va tu vida y lo mucho que lo amas, esas oraciones son lindas. Pero a lo mejor tu estas acostumbrado a oraciones de “Te pido, te pido, dame esto, dame aquello, cúmpleme esto, etc.”. Oraciones de pedir y seguir pidiendo, pero la verdadera oración no se basa en pedir y pedir, es cierto que la Biblia dice que al que pide se le da, pero creo que muchos de nosotros hemos tomado muy enserio ese versículo bíblico y nos dedicamos solo a pedir y a pedir.

Pero más allá de todo eso, existe una oración que es la que mantiene al cristiano, esa clase de oración en donde no existe un interés humano o material, sino mas bien se goza en la presencia de Dios. Esa oración que hacemos cuando nuestro objetivo principal es hablar con nuestro creador y llenarnos de fortaleza en su presencia.

Cuando la Biblia habla de “Orad sin cesar”, no esta hablando de pasar todo el día orando, aunque si lo puedes hacer, pues excelente, pero no se trata de eso. Cuando la Biblia habla acerca de orar sin cesar, se refiere a mantener una vida diaria de oración, es decir mantener un hábito diario de búsqueda de la presencia de Dios.

La pregunta seria: ¿Cuánto tiempo estas orando?, ¿Cuánto tiempo le dedicas a Dios?, te aseguro que muchos de nosotros utilizamos tiempo para nuestras esposas, para las novias, para la familia, para el deporte, para el pasatiempo, para el Internet, para los amigos, para la Iglesia, pero ¿Cuánto tiempo le dedicas a solas al Señor?, seguramente llegas cansado de tus labores diarias y posiblemente tengas la intención de orar, pero tu cuerpo físico no soportara mas de cinco o diez minutos antes de caer rendido en la cama y comenzar a soñar.

Dios quiere que cada uno de nosotros mantengamos una vida diaria de oración, no nos olvidemos de donde El nos ha sacado, no nos olvidemos que necesitamos comunicarnos con El para conocerlo mejor. Posiblemente en muchas ocasiones te has propuesto a comenzar a orar todos los días, pero a lo mejor esa emoción solo te dura dos o tres días, pero al poco tiempo de comenzarlo a hacer lo dejas y tienes que pasar otros meses para que nuevamente te motives a comenzar a orar.

Es hora de que cada uno de nosotros entendamos de que la oración es vital para el cristiano, si tu quieres vivir una vida llena de victoria, es necesario orar, pero no utilicemos la palabra oración como sinónimo de pedir, sino que aprendamos a gozarnos en la oración, aprendamos a hablar con Dios, a contarle como nos fue en el día y los planes que tenemos para el futuro, te seguro que Dios estaría encantado de ti y sin necesidad de que tu le pidas algo, El te lo dará, puesto que El conoce tus necesidades.

Orad sin cesar significa, vivir el cristianismo que a Dios le agrada, y este es: manteniendo una verdadera comuniòn con El.

Autor: Enrique Monterroza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada